Como funcionan los contratos de futuros

Los mejores brokers de opciones binarias 2020:
  • BINARIUM
    BINARIUM

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FINMAX
    FINMAX

    Broker honesto!

Cómo funcionan los contrato de Futuros

1 1 recomendaciones

Sí, seguramente has escuchado este dicho muy común a la hora de negociar con alguien, pero en caso de los Derivados Financieros lo que se promete se cumple y nadie quiere empobrecerse por una promesa no cumplida.

Los contratos de Futuros son una promesa, es decir, un compromiso entre dos partes por el cual en una fecha futura alguna de las partes se compromete a comprar algo, (ese algo se le denomina: Activo subyacente) y la otra a vender ese activo y en el momento de la contratación no se realiza ninguna transacción.

Por ejemplo, un empresario que exporta muebles puede pactar con una Casa de Bolsa que dentro de un par de meses, en el momento en que reciba el pago de los comedores que mandará al extranjero, el grupo financiero le venderá a la empresa las divisas a un precio fijado el día en el que se realizó el acuerdo. En el momento en el que se realizó el contrato no hay ningún desembolso, pero sea cual sea la cotización de la divisa en el momento pactado para liquidar la transacción se las deberá vender al precio pactado el día de la contratación.

En un contrato de Futuros existe la ventaja de que no se realiza un desembolso inicial, pero también tiene la desventaja de que el beneficio o pérdida no está limitado ya que sea cual sea el precio de contado en el momento de vencimiento del contrato la transacción se deberá realizar al precio pactado desde un inicio.

Teóricamente los futuros no suponen ningún peligro adicional en la compra y venta de títulos en el momento, los contratos a Futuro permiten adquirir acciones con un capital que no se cuenta en ese momento. Estos contratos, al estar incluidos dentro de un mercado organizado (MEXDER) permite su compra y venta en cualquier momento.

La posibilidad de vender un contrato a Futuro sin tener que esperar al vencimiento, en otras palabras, sin haberlo comprado realmente antes, es lo que permite tanta flexibilidad a este mercado de Derivados incluso permite ganar aun cuando el activo subyacente (Por ejemplo el IPC) tiene una perdida. Lo anterior es debido a que se están negociando la posición en el contrato, en otras palabras, se negocia la obligación de comprar o vender.

Los mejores brokers de opciones binarias 2020:
  • BINARIUM
    BINARIUM

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FINMAX
    FINMAX

    Broker honesto!

¿Cómo se calcula el precio de un activo a futuro?

Cuando se calcula el precio de un activo en el futuro se debe tener en cuenta los intereses derivados del financiamiento que supone el pago aplazado y los posibles rendimientos que pueda redituar el activo hasta la fecha de vencimiento del contrato.

Es decir, el precio de un futuro sobre un título saldrá del precio del activo subyacente en el momento de firmar el contrato más los intereses por el financiamiento menos los dividendos que pueda generar hasta la venta.

Futuros en México

A través del Mercado Mexicano de Derivados el cual ofrece la infraestructura necesaria para el intercambio de los contrtos de Futuros a través de una dinámica estandarizada que procure transparencia a todos los participantes se agrupan los siguientes contratos de acuerdo al activo subyacente.

CONTRATOS DE FUTURO

CLAVE

DIVISAS

Dólar de los Estados Unidos de América

INDICES

Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV

MINI IPC (Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV)

Futuros: Qué son y cómo funcionan

Un futuro financiero es una operación de compra-venta que consiste en determinar las condiciones hoy pero posponer la ejecución real de la operación a otro momento (tambien perfectamente definido) en el futuro. El comprador de un contrato de futuro tiene la obligación de comprar el activo correspondiente (acciones, materias primas, etc.) en la fecha de vencimiento , y el vendedor de ese mismo contrato de futuro tiene la obligación de entregar el activo al comprador en dicha fecha de vencimiento. Por ejemplo, 2 inversores pueden acordar la compra/venta de 100 acciones del Banco Santander el 2-1-2008 a un precio de 15,10 euros mediante la compra/venta de 1 contrato de futuro, pero la operación se ejecutará realmente el 21-3-2008, que será cuando el comprador desembolse el dinero (1.510 euros = 15,10 x 100) y el vendedor entregue las 100 acciones del Santander. 1 contrato de futuros sobre acciones representa 100 acciones, salvo excepciones temporales debidas a ampliaciones de capital u otras operaciones societarias que afecten al capital social de la empresa.

El precio del futuro no es el precio previsto para ese activo (acciones del Banco Santander en este caso) en la fecha de vencimiento (21-3-2008 en este caso). El precio del futuro es el precio de hoy trasladado a la fecha de vencimiento, teniendo en cuenta los intereses de la financiación y los dividendos que pague la empresa (en el caso de futuros sobre acciones). Esto se debe a que cuando se compra un contrato de futuro en lugar de comprar directamente las acciones lo que se está haciendo realmente es aplazar el momento del pago, lo cual tiene un coste de financiación.

Siguiendo con el ejemplo, la operación más sencilla y habitual es comprar las 100 acciones del Banco Santander el 2-1-2008 a 15 euros (su cotización en ese instante) y pagar los 1.500 euros correspondientes, con lo que se cierra la operación definitivamente. Cuando se compra 1 contrato de futuro en lugar de comprar las acciones lo que se está haciendo es aplazar el pago, ya que tanto el comprador como el vendedor de un contrato de futuro están obligados a llevar a cabo la operación en la fecha de vencimiento. En lugar de comprar las acciones a 15 euros el 2-1-2008 el comprador acepta pagarlas a 15,10 euros el 21-3-2008. Esta diferencia de 10 céntimos se debe a al coste de financiación y a los dividendos que paguen las acciones del Santander antes de la fecha de vencimiento:

  • Financiación: Si en lugar de pagar el dinero el 2-1-2008 lo hacemos el 21-3-2008 es lógico que el vendedor nos pida un precio algo superior para compensar el tiempo que va a tardar en cobrar el dinero. Supongamos que el 2-1-2008 (con la cotización del Santander a 15 euros) compramos 1 contrato de futuro sobre acciones del Santander a esos mismos 15 euros para diferir el pago hasta el 21-3-2008. Inmediatamente despues de comprar el futuro ponemos los 1.500 euros a plazo fijo de forma que el 21-3-2008 tendremos 1.525 euros (1.500 que pusimos más 25 de intereses). Entonces pagaríamos las 100 acciones con 1.500 euros y nos quedaríamos los 25 de los intereses, con lo que las acciones nos habrían a salido a 14,75 euros en lugar de a los 15 euros a los que cotizaban en el mercado de acciones en el momento de comprar el contrato de futuro. En estas condiciones (pagar siempre más tarde y quedarse los intereses) todo el mundo querría comprar futuros en lugar de acciones, pero nadie querría vender esos futuros y no existiría el mercado. Cuanto menos tiempo quede para el vencimiento menor será el coste de financiación, como es lógico.
  • Dividendos: El dividendo supone un salida de caja de la empresa y, al menos en teoría, la acción baja en el importe del dividendo en el momento de pagar ese dividendo. Supongamos que el Santander paga un dividendo de 0,15 euros el 2-2-2008, lo cual quiere decir que del balance del banco van a salir 0,15 céntimos por cada acción ese día. Por tanto el 3-2-2008 el Santander tendrá en su “caja” 0,15 euros por acción menos que el día anterior, con lo que es de esperar que la cotización se ajuste en ese importe. En este caso es el comprador del futuro el que le dice al vendedor “hoy (2-1-2008) las acciones están a 15 euros, pero sabemos que dentro de 1 mes van a salir 0,15 euros por acción de la empresa que vas a cobrar tú (vendedor) porque las acciones aún no estarán en mi poder, así que tendremos que ajustar el precio en ese importe”.

La fórmula del precio teórico del futuro es:

Precio teórico del futuro = precio del activo subyacente hoy + intereses – dividendos

En el ejemplo sería precio del futuro = 15 (precio de hoy) + 0,25 (intereses) – 0,15 (dividendos) = 15,10

Los futuros sobre cualquier otro activo funcionan de la misma forma que la explicada aquí. La única diferencia es que algunos activos, como las materias primas, no pagan dividendos y por tanto no se tienen en cuenta a la hora de calcular el precio de sus futuros. Los futuros sobre índices bursátiles sí tienen en cuentan todos los dividendos que reparten las empresas que componen dichos índices.

Los intereses no están estipulados por ley ni nada por el estilo, sino que se determinan mediante el arbitraje entre el mercado de futuros y el de contado (el mercado de acciones) de forma bastante eficiente. Generalmente la financiación que paga un comprador de futuros es más barata que la que pagaría si pidiera un préstamo al banco. Este arbitraje entre el mercado de futuros y el de contado es el que realmente determina el precio de los futuros en la práctica, a partir del precio teórico explicado en este artículo. El precio real no es siempre exactamente igual al precio teórico, pero las diferencias que pueda haber son muy pequeñas, gracias al arbitraje.

Como se ha visto aquí los futuros por sí mismos no tienen ningún peligro que no tenga la compra de acciones normal y corriente. Simplemente consisten en diferir el momento del pago en la compra pagando un pequeño coste de financiación, o asegurarse un precio de venta en el caso del vendedor. Los “peligros” de los futuros vienen por su capacidad de apalancamiento, pero estos riesgos pueden ser perfectamente controlados, con lo que el peligro no está en los futuros sino en los que los utilizan.

La cotización de los futuros evoluciona de forma paralela a la de la cotización del activo subyacente

Los futuros se negocian en mercados oficiales y organizados, muy similares a los mercados de acciones.

A la hora de operar con futuros hay que tener en cuenta que en el momento de comprar o vender un contrato de futuros hay que depositar unas garantías para evitar perjuicios a la otra parte (comprador o vendedor) en caso de que no se pudiera llevar a cabo la operación (entregar el dinero o las acciones) en la fecha de vencimiento.

Tambien hay que tener en cuenta que las pérdidas y ganancias que se produzcan se liquidan diariamente y que no es imprescindible llegar al vencimiento y realizar la compra/venta del activo, ya que se puede hacer la operación contraria (comprar si primero se vendió, o vender si primero se compró) para cerrar la operación antes de que llegue la fecha de vencimiento. Por ejemplo, si se compran 3 contratos de futuros sobre acciones del Santander para cerrar la posición hay que vender 3 contratos de futuros sobre acciones del Santander. Y al revés, si primero se venden 2 contratos de futuros sobre acciones del Santander para cerrar la posición hay que comprar 2 contratos de futuros sobre acciones del Santander. Las posiciones pueden abrirse y cerrarse en cualquier momento de forma instántanea, incluso varias veces al día.

El dinero que no está depositado como garantías o pérdidas diarias puede colocarse en un depósito a 1 día o algún producto similar.

En la fecha de vencimiento el contrato de futuro expira y deja de existir, por lo que si se quiere prolongar la posición tomada más allá de dicha fecha de vencimiento debe efectuarse una operación conocida como roll_over .

Lo más habitual es utilizar los futuros para hacer trading a corto plazo, pero no es la única opción como hemos visto.

Nota: Recuerda que puedes preguntar todas las dudas que tengas sobre el contenido de este artículo en los comentarios que verás más abajo y te la responderé a la mayor brevedad posible. También puedes ver las dudas ya resueltas que han planteado otros usuarios. Y para cualquier duda sobre otros temas puedes utilizar el Foro de inversiones, e igualmente tendrás una respuesta lo antes posible.

Nota: Recuerda que puedes preguntar todas las dudas que tengas sobre el contenido de este artículo en los comentarios que verás más abajo y te la responderé a la mayor brevedad posible. También puedes ver las dudas ya resueltas que han planteado otros usuarios. Y para cualquier duda sobre otros temas puedes utilizar el Foro de inversiones, e igualmente tendrás una respuesta lo antes posible.

Futuros. Contratos de Futuros Financieros

3 octubre, 2020 13 octubre, 2020

Los futuros son contratos por los que las dos partes contratantes, se obligan a comprar o vender, un activo o activos, a un precio determinado y en una fecha futura prevista.
Siempre que hablemos de contratos de futuros, debemos recordar que estamos utilizando derivados financieros. El precio del futuro, depende de un subyacente, no del propio activo.
Por ejemplo, podemos especular con contratos de futuros sobre las acciones de Telefónica, o sobre el movimiento del IBEX 35.
El precio del contrato, dependerá de lo que se muevan arriba o abajo, las acciones de Telefónica o el IBEX 35.
En España los futuros financieros se comercializan a través del MEFF (Mercado Oficial de Opciones y Futuros Financieros de España), organismo regulado y controlado por la CNMV.
Los mercados de futuros más importantes del mundo, están en EE.UU, los futuros USA: Futuros CME, COMEX, CBOT, NYMEX, CBOE).
A través de estos mercados, es posible especular con acciones, materias primas, deuda, índices, divisas…

Índice del artículo

Utilidades de los contratos de futuros financieros

Los futuros financieros, tienen dos utilidades básicas:

Especular con el movimiento del activo subyacente

Esta es la utilidad más básica, y para la que normalmente se contratan los futuros.
No buscamos ser los poseedores de acciones de Telefónica, sólo pretendemos lucrarnos con el movimiento del activo subyacente (las acciones).
El futuro nos proporciona varias ventajas, que no tienen la compra de acciones directas. Por un lado, podemos operar al alza o a la baja. Ganar dinero, tanto si las acciones suben, como si bajan (ponerse corto). Esto nos deja las siguientes obligaciones para el comprador, y para el vendedor:

    El comprador tiene la obligación de comprar el activo subyacente (al precio acordado), cuando llega la fecha establecida. El vendedor, tiene la obligación de vender el activo subyacente, al llegar la fecha establecida y al precio acordado.

Realizar coberturas

Lo que deseamos todos los inversores es ganar en cualquier circunstancia, y mantener el riesgo al mínimo.
Cuando invertimos en acciones, el riesgo de que no estemos comprando en el mejor momento, siempre estará presente.
Incluso, podrá darse la circunstancia de comprar acciones, y empezar un mercado bajista ¿Que hacer entonces? ¿Esperar y ver como nuestras acciones pierden gran parte de su valor?
Los futuros, pueden ser utilizados como cobertura de una cartera de acciones.
Para estas circunstancias, podemos vender al descubierto utilizando futuros, que reduzcan los riesgos del mercado.
La ventaja, es que si nuestra cartera sube en vez de bajar, no estaremos perdiendo mucho dinero, estaremos congelando las ganancias: lo que pierdan los futuros usados como cobertura, lo estaremos obteniendo de ganancias con una cartera de acciones.
Sin embargo, si la cartera baja, el futuro actuará como amortiguador, reduciendo las pérdidas de forma drástica.

Características de los futuros

Todos los derivados financieros tienen sus propias características que los hace únicos, y que además sugieren su utilidad dependiendo del inversor, y el beneficio (económico o de control del riesgo) que quiera obtener:

    Los futuros son contratos normalizados. En todos los contratos se fija el activo subyacente, el tamaño del contrato, la fecha de vencimiento y la forma de liquidación del contrato. No existe riesgo de contrapartida. Las Cámaras de Compensación, que están vinculadas a todas las bolsas en las que se negocian con futuros, se encarga de que siempre se cumplan los contratos: la liquidación y entrega de los subyacentes. Diariamente, hay una liquidación de posiciones y recálculo de las garantías. Si nuestra posición es ganadora o perdedora, deberemos aportar mayor o menor garantía, y esos beneficios-pérdidas, se recogen en nuestra cuenta de Broker. Existen loscreadores de mercado, de manera que siempre se pueda liquidar un contrato abierto. El creador de mercado, tiene la obligación de aportar liquidez suficiente al mercado.

Brokers para operar con futuros

De los Brokers Online analizados en el blog, puedes operar utilizando futuros con:

BROKER DETALLES ANÁLISIS
Regulado por la CNMV.
Acciones, Cfds, divisas, índices, fondos, futuros, opciones y warrants
VER ANÁLISIS
Regulado por la CNMV.
Acciones, Etfs, Fenta fija, divisas, futuros y warrants
VER ANÁLISIS
Regulado por la CNMV.
Acciones, futuros, Cfds, divisas y opciones
VER ANÁLISIS
Regulado por la CVMV, Comissäo do Mercado de Valores Mobiliarios.
Acciones, Cfds, futuros, Etfs y Renta fija
VER ANÁLISIS
Regulado por la AFM, Autoriteit Financiële Markten.
Acciones, Fondos de inversión, futuros, opciones, Renta fija y Cfds
VER ANÁLISIS
Regulado por la CNMV.
Acciones, Cfds, Opciones, Futuros, Forex, Fondos de Inversión, Etfs.
VER ANÁLISIS
Regulado por la US Securities and Exchange Commission y la Commodity Futures Trading Commission.
Acciones, opciones, futuros, warrants, Etfs, Renta fija, Fondos de inversión y Cfds
VER ANÁLISIS
Regulado por la CVMV, Comissäo do Mercado de Valores Mobiliarios.
Acciones, Cfds, forex, futuros y Etfs
VER ANÁLISIS
Regulado por la CNMV.
Acciones, Etfs, Fondos de inversión, Cfds, futuros, opciones, forex, warrants, Renta fija y Planes de pensiones
VER ANÁLISIS
Regulado por la CNMV.
Acciones, Etfs, Fondos de inversión, Cfds, futuros, forex, warrants y Planes de pensiones
VER ANÁLISIS

Conclusión

Los futuros llevan con nosotros más de dos siglos, aunque los futuros financieros comercializados en mercados organizados, tienen sólo unas decenas de años.
Existen futuros sobre casi todo: acciones, divisas, índices, materias primas, etc.
En origen, los futuros se utilizaron como cobertura: para cubrir riesgos de una mala cosecha, de las inclemencias del tiempo, etc., pero en la actualidad su uso principal es el especulativo.
Su funcionamiento es bastante sencillo, bastante más que en la operativa con opciones, pero sin embargo el riesgo asumido puede ser mayor, si no sabemos utilizarlo correctamente.
La precaución que debe tener todo inversor, está en el apalancamiento, sobre todo cuando no los utilizamos como cobertura de posiciones.
El dinero que podemos perder en estas operaciones, siempre puede superar al depositado como garantía.

Los mejores brokers de opciones binarias 2020:
  • BINARIUM
    BINARIUM

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FINMAX
    FINMAX

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Ganancias de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: