El Modelo de Sustitución de Divisas

Los mejores brokers de opciones binarias 2020:
  • BINARIUM
    BINARIUM

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FINMAX
    FINMAX

    Broker honesto!

El Modelo de Sustitución de Divisas

Te explicamos quГ© es el modelo de sustituciГіn de importaciones, sus objetivos, ventajas, desventajas y otras caracterГ­sticas.

El modelo de sustituciГіn de importaciones crea condiciones favorables para la industria.

Modelo de sustituciГіn de importaciones

El modelo de sustituciГіn de importaciones, tambiГ©n llamado industrializaciГіn por sustituciГіn de importaciones (ISI), es el modelo de desarrollo econГіmico adoptado por numerosos paГ­ses de la AmГ©rica Latina y de otras regiones del llamado Tercer Mundo durante los inicios del siglo XX, especialmente en la posguerra de las dos Guerras Mundiales (desde 1918 y desde 1945).

Como su nombre lo indica, este modelo consiste en la sustituciГіn de las importaciones por productos elaborados de manera nacional. Para ello es necesaria la construcciГіn de una economГ­a independiente.

Esto fue especialmente necesario en momentos de drГЎstica disminuciГіn de los productos elaborados en el polo industrial europeo, consecuencia de tanto la Gran DepresiГіn de 1929, como a la devastaciГіn de las Guerras Mundiales.

Para lograr la industrializaciГіn por sustituciГіn de importaciones, era imprescindible contar con un Estado fuerte y proteccionista en AmГ©rica Latina, que realizara importantes intervenciones a la balanza comercial nacional.

Los mejores brokers de opciones binarias 2020:
  • BINARIUM
    BINARIUM

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FINMAX
    FINMAX

    Broker honesto!

Entre las medidas que se tomaron se incluyeron la aplicaciГіn de aranceles a la importaciГіn, tipos elevados de cambio, subsidios y apoyos para los productores locales. Toda una serie de medidas que aspiraban a robustecer las industrias nacionales y a independizar el consumo local de las industrias de las potencias internacionales.

Origen del modelo ISI

La sustituciГіn de importaciones tiene antecedentes tempranos en el mercantilismo de la Europa colonial del siglo XVII, especialmente en las tarifas aduaneras del ministro de Luis XIV en Francia, Jean Baptiste Colbert. La idea era lograr una balanza comercial favorable, permitiendo la acumulaciГіn de reservas monetarias.

Pero la idea contemporГЎnea de la ISI surge en un contexto histГіrico de gran depresiГіn econГіmica en Europa. Esta crisis repercutiГі severamente en la economГ­a de las naciones perifГ©ricas, caracterizadas por su gran dependencia desde Г©pocas poscoloniales.

Viendo su economГ­a en crisis, las naciones europeas decidieron minimizar la compra de bienes importados o tasarlos con elevados aranceles. AsГ­ intentaban proteger su propio consumo y paliar el efecto del desplome de sus monedas.

LГіgicamente, ello ocasionГі una baja significativa en las divisas de los paГ­ses del Tercer Mundo, en su mayorГ­a proveedores de materia prima, pero importadores de todo lo demГЎs. Para mantener su consumo, optaron por este modelo como mecanismo de respuesta a la crisis global, proponiГ©ndose industrializar por cuenta propia sus naciones.

Objetivos del modelo ISI

El objetivo fundamental del ISI tiene que ver con el desarrollo y crecimiento del aparato productivo local de las naciones del llamado Tercer Mundo. Para ello se comienzan a producir aquellos bienes tradicionalmente importados de manera paulatina.

La balanza comercial de los paГ­ses depende de lo exportado (que genera divisas) y lo importado (que las consume), por lo que una balanza comercial saludable implica una mayor exportaciГіn. La idea era abandonar el modelo econГіmico dependiente, que importaba gran parte de sus bienes de consumo, siendo particularmente susceptible a las influencias extranjeras.

CaracterГ­sticas del modelo ISI

Para conseguir la ISI era fundamental que Estado ofreciera beneficios e incentivos econГіmicos locales, asГ­ como un sistema de protecciГіn de los productos nacionales, para construir artificialmente determinadas condiciones econГіmicas, que resultaran favorables a la industria local naciente.

En ese sentido, era un modelo de crecimiento desarrollista, enfocado en el crecimiento puertas adentro. De allГ­ que las principales medidas y estrategias de la sustituciГіn de importaciones fueran:

  • Cuantiosos subsidios a los productores locales, especialmente a la industria.
  • ImposiciГіn de impuestos, aranceles y barreras (limitaciones) a las importaciones.
  • Evitar o dificultar las inversiones extranjeras directas en el paГ­s.
  • Promover el consumo de productos locales en vez de extranjeros, asГ­ como permitir y promover la exportaciГіn.
  • Sobrevaluar la moneda local, para abaratar los costos de compra de insumos y maquinarias en el extranjero, y a la vez encarecer el producto local.
  • Facilitar burocrГЎticamente el acceso a crГ©ditos para el crecimiento local.

    Etapas del modelo ISI

    La ISI se planificГі en base a dos etapas reconocibles:

    • Etapa primera. Bloqueo y rechazo a la importaciГіn de productos manufacturados en el extranjero, mediante esquemas arancelarios y otras barreras, mientras se aplican estГ­mulos econГіmicos y otras medidas de protecciГіn para a la industria manufacturera local.
    • Segunda etapa. Avance en la sustituciГіn de bienes de consumo hacia los sectores intermedios y de consumo duradero, invirtiendo en ello el conjunto de capitales ahorrados durante la primera etapa, es decir, un stock de divisas nacionales.

      Ventajas y desventajas del modelo ISI

      Como cualquier otro modelo econГіmico, la sustituciГіn de importaciones tuvo ventajas y desventajas. Entre las ventajas se encuentran:

      • Aumento del empleo local a corto plazo .
      • Alza en el estado de bienestar y mejores garantГ­as sociales para el trabajador.
      • Menor dependencia local de los mercados internacionales y sus fluctuaciones.
      • Florecimiento de pequeГ±as y medianas industrias a lo largo del paГ­s.
      • ReducciГіn del coste de transporte local, lo que a su vez disminuyГі los costos finales del producto, abaratando la mercancГ­a y fomentando el consumo.
      • Aumento del consumo local y mejorГ­a en la calidad de vida.

      Por otro lado, la sustituciГіn de importaciones trajo consigo los siguientes inconvenientes:

      • Paulatino aumento general de los precios, fruto del alza inesperado en el consumo.
      • ApariciГіn de monopolios y oligopolios estatales, dependiendo de quiГ©n accediera a los estГ­mulos y beneficios.
      • La intervenciГіn estatal debilitГі los mecanismos naturales de autorregulaciГіn del mercado.
      • Se impuso a mediano y largo plazo una tendencia al anquilosamiento y a la obsolescencia en las industrias locales, dado que carecГ­an de competencia y por ende de actualizaciГіn tecnolГіgica.

        AplicaciГіn en MГ©xico

        El caso mexicano es insigne en el continente, junto al Argentino. Debemos considerar que el fin de la RevoluciГіn Mexicana en 1920 facilitГі el mejoramiento de la calidad de vida de los grupos campesinos e indГ­genas, quienes habГ­an participado significativamente en las revueltas populares y eran ahora destinatarios clave de la atenciГіn del Estado.

        Los gobiernos de la Г©poca nacionalizaron industrias petroleras y mineras, asГ­ como ferrocarriles y otros transportes que estaban en manos extranjeras. AsГ­, cuando LГЎzaro CГЎrdenas asumiГі la presidencia, MГ©xico habГ­a hecho frente a la Gran DepresiГіn.

        Fue entonces que se inició la ISI, propiciando el crecimiento “hacia adentro”: el aumento de la red de carreteras, el impulso al sector agropecuario y la reducción del control extranjero sobre la economía local. Todo ello requirió del Estado un rol protagónico en el ordenamiento económico de la nación.

        AsГ­, cuando llegГі la dГ©cada de 1940, el sector manufacturero mexicano era uno de los mГЎs dinГЎmicos de la regiГіn. Era capaz de aprovechar la inversiГіn pГєblica en forma de subsidios y exenciones arancelarias, tanto como el crecimiento en las exportaciones a otros paГ­ses de la AmГ©rica Latina.

        Modelo de sustitución de importaciones: características, ventajas

        El modelo de sustitución de importaciones es la estrategia gubernamental que busca reemplazar algunas importaciones estimulando la producción local para el consumo interno, en vez de producir para mercados de exportación. Las exportaciones y las importaciones son herramientas económicas esenciales para el crecimiento.

        Sin embargo, un desequilibrio debido a la excesiva dependencia de las importaciones es perjudicial para la economía de un país. La sustitución de importaciones está destinada a generar empleos, reducir la demanda de divisas, fomentar la innovación y hacer que el país sea autosuficiente en áreas críticas como la alimentación, la defensa y la alta tecnología.

        El modelo de sustitución de importaciones se popularizó en las décadas de 1950 y 1960 como una estrategia para promover la independencia económica y el desarrollo en países con economías emergentes.

        Este esfuerzo inicial fracasó debido en gran parte a la relativa ineficiencia de las instalaciones de producción del tercer mundo y como resultado de su incapacidad para competir en un mercado globalizado. Por tanto, se ha convertido en una norma el enfoque orientado a la promoción de las exportaciones.

        Características

        – El modelo de sustitución de importaciones se refiere a que un país tome diversas medidas para restringir la importación de ciertos productos industriales extranjeros, favoreciendo los artículos producidos localmente por encima de los productos del exterior, buscando promover la industrialización nacional.

        – Implica que un país dependa de su producción nacional. En este caso, las exportaciones tienden a ser mayores que las importaciones, al minimizar las importaciones para restringir esta competencia con los productos locales.

        – Este modelo ha sido implementado principalmente por economías emergentes, que durante largos períodos de tiempo han dependido de las economías desarrolladas.

        – También es conocido como modelo de industrialización de sustitución de importaciones. Es producto de una estrategia de desarrollo económico orientada hacia adentro.

        – Generalmente los países conceden un trato preferencial a la tributación, a la inversión y a las ventas. Así se estimula al capital extranjero a crear empresas asociadas con capitales locales o a cooperar con las empresas nacionales, ya sea a través del suministro de materiales o de transferencia tecnológica para mejorar el nivel de industrialización nacional.

        – Para desarrollar la industria local se utilizan diferentes medios, como aumentar los aranceles, incrementar la cantidad de restricciones y controlar las divisas para limitar las importaciones de productos, de modo que la competencia importadora tenga condiciones menos competitivas o no pueda competir en la industria nacional.

        Ventajas

        Promueve la creación y el crecimiento de las industrias locales

        La restricción de las importaciones crea una mayor demanda de los productos nacionales. A su vez, esto genera un hueco en la economía que exige que se hagan inversiones dentro de los límites internos del país.

        Por lo tanto, los recursos locales se focalizan a la producción de tales servicios y productos que van a conducir a la formación de nuevas industrias.

        Además, los beneficios derivados de dichas inversiones se transferirán en una mayor tasa de ahorro, de inversión y de formación de capital.

        Protege a las nuevas industrias

        Una empresa nueva no tendrá que competir con las empresas y mercados internacionales bien consolidados.

        Esta competencia llevaría al cierre de tales industrias debido a que las empresas internacionales tienen una gran ventaja competitiva sobre las industrias locales, tanto en términos de precios como de suministro.

        El modelo de sustitución de importaciones sirve para preparar a las industrias en su evolución y crecimiento; también a que tengan la capacidad de aumentar su presencia en los mercados internacionales.

        Por tanto, ayuda a crecer las economías locales, propicia que sean autosuficientes y reduzcan el colapso de las nuevas empresas.

        Generación de empleo

        Debido a la industrialización local, el modelo de sustitución de importaciones mejora el requerimiento de industrias intensas en mano de obra, creando oportunidades de empleo. A su vez, esto reduce la tasa de desempleo en la economía.

        Además, se mejora la calidad de vida de sus trabajadores, lo cual reducirá el porcentaje de personas que viven en la pobreza. Por otra parte, la economía se hace más resistente a los shocks económicos globales, cimentando así estabilidad económica y sostenibilidad.

        Reduce el costo de transporte

        Los productos ya no vendrán desde largas distancias, sino que serán producidos en los límites locales. La atención se centra en el desarrollo de productos para el hogar y los costos de transporte reducido para invertir en industrias.

        Además, el modelo de sustitución de importaciones no limita la importación de equipos y maquinarias necesarios para la industrialización.

        Facilita la urbanización

        Con la expansión de las industrias se podrán desarrollar nuevos urbanismos para residenciar a los trabajadores de estas nuevas empresas. Así se fomenta colateralmente la industria de la construcción.

        Desventajas

        Falta de competencia externa

        Esto afecta la eficiencia de las industrias locales nuevas. Por lo tanto, esto va a afectar negativamente su crecimiento.

        Además, restricciones tales como licencias de importación, depósitos en garantía y barreras arancelarias obstaculizan el comercio entre los países. Esta ineficiencia reducirá la producción total, lo cual conlleva a una tasa de crecimiento reducida.

        Insatisfacción de la demanda

        La falta de cumplimiento por parte de las nuevas industrias nacionales en crecimiento en satisfacer la demanda de los consumidores puede generar el desarrollo de «mercados negros».

        Las filtraciones financieras tendrán como efecto que se reduzcan los ingresos del gobierno y la base global de capital de la economía.

        Protección comercial

        La protección comercial causada por el modelo de sustitución de importaciones puede generar tasas de cambio sobrevaluadas que provoquen un aumento en los precios locales.

        Además, obliga que los gobiernos gasten más para subsidiar la inversión industrial. Se produce inflación y las exportaciones son menos competitivas. Además, causa altos déficits presupuestarios.

        Economía de escala

        El tamaño reducido de los mercados locales no puede explotar las economías de escala de la producción local. En tal caso, esto dificulta la producción y el crecimiento, trayendo el colapso de las mismas industrias.

        Un ejemplo es la economía brasileña. Brasil abandonó el uso del modelo de sustitución de importaciones para los computadores en la década de 1990. El modelo resultó un fracaso.

        Distribución polarizada del ingreso

        En estos contextos se da la presencia de una distribución polarizada del ingreso interno. La propiedad de los medios de producción será monopólica, creando una gran brecha entre ricos y pobres. Esto resulta en altas desigualdades dentro de un país.

        El veneno de la sustitución de importaciones

        En las últimas décadas, siempre ha resultado cómodo a nuestros gobernantes esgrimir su simpatía con el modelo de sustitución de importaciones, en el que, impidiendo el ingreso de productos del exterior, se logrará desarrollar una industria nacional pujante que dará empleo de calidad y crecimiento económico para todos. Tal vez por un populismo desmedido (como habitualmente ocurre) o simplemente por la ignorancia acerca de las consecuencias en cuanto a los beneficios del modelo, su implementación ha fracasado en cada intento. La explicación posiblemente se dé al comprender que la sustitución de importaciones como fin último es simplemente un veneno destructivo más que una cura mágica para nuestra crónica enfermedad de faltante de divisas, estancamiento económico e inflación.

        Es difícil comprender por qué una buena parte de la sociedad sigue aceptando como positiva la frase «sustitución de importaciones» cuando la escucha en boca de algún dirigente mal informado. Seguramente crean que el resultado sería elemental: no se importarían determinados bienes, lo que implicaría creación de industrias nacionales para producirlos y cubrir esa demanda (ahora insatisfecha), y, con el nacimiento de estas, mejoraría el nivel de empleo en la economía, ya que a priori habría mayor mano de obra empleada. Simple y agradable, pero bastante lejano a lo que nos muestra la realidad.

        Tampoco se comprende demasiado la obsesión que genera la patriótica sustitución de importaciones. En el mundo desarrollado, el sector que más riqueza genera es el de servicios (con más de un 60% del PBI de las principales economías del mundo) y no los sectores industriales. Hoy vivimos una revolución tecnológica en la que el valor está dado por la educación y la calidad, ya no tanto en procesos industriales repetitivos, donde de a poco la mano de obra humana va perdiendo terreno ante robots y máquinas que automatizan cada una de las etapas de producción; quienes dedicaban su fuerza de trabajo a los procesos industriales deberán comenzar a aportarla a sectores de servicios. Y esto no son malas noticias, sino simplemente una consecuencia de la evolución. En tal caso, la obligación del mundo no desarrollado es invertir en educación que nos permita fomentar las capacidades requeridas por estos nuevos tiempos; sin esta y sin la adecuada preparación, quedaremos fuera del mundo, ya no por no pagar nuestra deuda soberana o por ideologías contrapuestas con el hemisferio norte, sino por seguir pensando sobre ideas de un siglo al que hoy ya no pertenecemos. Ayer fue la revolución industrial, hoy es la revolución tecnológica.

        Independientemente de cuestiones enlazadas con la evolución humana a las que deberíamos prestar atención para empezar a entender muchas de las razones de nuestro atraso como sociedad y la destrucción de riqueza que hemos logrado en las últimas décadas (sólo como dato, desde el año 1950 Argentina ha crecido únicamente en la región, más que Venezuela y Bolivia; luego, todos han ido por delante en materia de crecimiento y desarrollo), debemos plantear y explicar por qué el modelo de sustitución de importaciones es contrario a la lógica desarrollista.

        Cuando se cierra la economía, lo primero que se logra es algo realmente insólito en el siglo XXI: achicamos nuestros niveles de intercambio. Supongamos que en cualquier momento cerremos la importación del aceite de mesa. Con esto, protegemos a nuestros pujantes industriales para que, con el escudo protector de una economía artificial, inauguren fábricas a lo largo y ancho del país, inviertan y contraten empleados. Hasta aquí el modelo es todo un éxito.

        Cuando transcurre el tiempo y estos industriales logran acaparar el 100% del mercado interno, saben que no tienen competencia externa, gracias a las protecciones arancelarias y aduaneras que bondadosamente les brinda el Estado, por lo que, una vez cómodos en esa posición, dejan de invertir (muchas veces porque el proteccionismo les genera también dificultades para la importación de insumos básicos para la industria, lo que provoca por momento desabastecimiento), bajan la calidad en sus productos (y, al tener el mercado cautivo, manejan el precio, ya no por cuestiones de oferta y de demanda, dado que, ante la inexistencia de competencia, el precio será monopólico). Ahora, mientras que en nuestro modelo exitoso el litro de aceite amenaza con situarse en los (supongamos) 90 pesos argentinos, en el exterior se puede comprar en un comercio minorista (y de mucha mejor calidad que la que ofrecen nuestros industriales argentinos) en unos dos dólares (unos treinta pesos argentinos). Podríamos importarlos y hacer competente el mercado, mejorar precio y calidad para los consumidores, pero hemos cerrado la importación, así que descartemos la idea. En tal caso, habrá que sufrir los embates de nuestra importación sustituida.

        Pero el modelo no se limita solamente a nuestra hipótesis aceitera. Se supone que se expande a cada una de las industrias representadas por cada uno de nuestros productos importados. Por lo que sería bueno que nos expliquen los defensores del modelo cuál sería el procedimiento a seguir en casos de productos de mucho más difícil reemplazo, como bien pueden ser la tecnología y los medicamentos (que no se pueden suplantar con industria nacional).

        Otra arma que esgrimen quienes defienden la sustitución es la de la fuga de divisas. Deben comprender que en un país agroexportador (ergo, generador de divisas a través de productos agropecuarios) las importaciones no solamente sirven para importar insumos necesarios e irremplazables para que la agroindustria exporte (entre otros cientos de miles de ejemplos), sino que juegan en pos de que el precio de la moneda no se aprecie más de lo debido y se pierda competitividad por el valor de la divisa (claro está que es sólo una de las variables que conforman los niveles de competitividad), lo que genera un desequilibrio en el tipo de cambio y problemas de atraso cambiario en los sectores exportadores.

        Quienes insisten en que la sustitución de importaciones generará el inicio de un raid exportador de los nuevos productos industriales que ofrecerá el país y que ya dejó triunfalmente de importar, al haber cerrado la economía, muchos países dejarán de comprar nuestros productos y se nos dificultarán cada vez más nuestros niveles de exportación, por lo que nuestras nuevas industrias estarán condenadas a destinar sus productos únicamente al mercado interno, sin generar ningún tipo divisas para las arcas del Banco Central.

        Debemos aceptar que, si fuésemos competitivos, no sería necesaria la sustitución de importaciones, simplemente porque nuestros productos serían de mejor calidad y tendrían mejores precios que los que se comercializan en el resto del mundo. En tal caso, esa es la verdadera sustitución de importaciones, que se da de manera natural y no artificialmente. Este proceso tendrá que suceder no sólo con un tipo de cambio competitivo (que es meramente un detalle dentro de las innumerables cuestiones que implica tener competitividad), sino que deberá acompañarse con una reforma impositiva, baja de los costos laborales y mejora de la calidad de nuestros productos.

        Debemos entender que se debe ganar la batalla de crecimiento en un mercado de competencia, invirtiendo en educación y tecnología, y abriéndonos al mundo en cada uno de los aspectos (ya sea económico, cultural y social). Toda acción que vaya en contra de la modernidad y el progreso nos dejará, más tarde o más temprano, fuera del mundo que viene.

        Los mejores brokers de opciones binarias 2020:
        • BINARIUM
          BINARIUM

          1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
          Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

        • FINMAX
          FINMAX

          Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Ganancias de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: